Blog

La Comida que alimenta a tu perro

¿Sabes si tu perro come bien? ¿Crees que le estás dando una alimentación completa? ¿Sabes interpretar las etiquetas de los piensos?

Es amplia y muy variada la oferta de alimentación canina en el mercado y seguro que cuando compramos un pienso lo hacemos con la mejor intención de alimentar correctamente a nuestro perro, pero frecuentemente nos equivocamos por que no sabemos interpretar las etiquetas de los piensos o por dejamos influenciar por la publicidad de los productos.

Y esto puede tener consecuencias muy negativas en la salud de nuestros canes, puede producir problemas de hígado, alteración de la función renal, problemas articulares y un largo etc. Y es que a veces es muy difícil decidirse, ¿Qué es mejor? ¿Comida seca? ¿Comida húmeda? ¿Comida casera? o ¿comida cruda?. Bueno pues yo sólo te hago dos preguntas:

¿Te gustaría a ti comer todos los días lo mismo?¿Sabes que el perro es carnívoro?

Si has contestado a las dos que NO, ¿Porqué le das el mismo pienso a tu perro todos los días?

Es cierto que el pienso o la comida húmeda nos facilita mucho la vida, por que sacamos la comida del saco o de la bolsita, la ponemos en el cuenco y ….a comer! Y reconozco que yo también a veces lo hago, pero no es lo recomendable para nuestros perros.

 Los perros como carnívoros que son, deben tener una alimentación basada en la proteína animal y eso sólo lo aporta de manera natural la carne, el pescado. los huesos y los huevos, que contienen todos los aminoácidos esenciales para su salud general, mantenimiento y crecimiento.

Y sí, habéis leído bien, digo huesos, que aportan calcio y fósforo necesario para su estructura ósea. Seguro que muchos os habéis llevado las manos a la cabeza pensando en posibles atragantamientos o estómagos perforados por astillas de hueso. Pero esto no ocurre si damos huesos sin cocinar. El hueso cocinado se deshidrata y se astilla durante la masticación y la digestión y puede ser un problema muy serio, pero los huesos crudos son muy valorados por los perros, por la carne que queda alrededor, por los ligamentos de las articulaciones y por la nutritiva médula ósea o tuétano. Si vuestro perro no los ha comido nunca hay introducirlos poco a poco en su dieta o incluso pedir al carnicero que nos los trituren para que los coman mejor.

La fruta y la verdura son una pequeña pero importante parte en la dieta de nuestro perro, ya que poseen nutrientes en forma de minerales, fibras y unas sustancias llamadas fotoquímicos, y todo ello desde una fuente natural.

Ahora que sabéis lo que forma la base de la pirámide alimenticia de los perros, os invito a que reviséis las etiquetas de los piensos que les dais a vuestros canes. Seguro que muchos vais a encontrar cosas como: harina de pollo, harina de carne, subproductos cárnicos, harina de pescado, cereales (sin especificar), fibras vegetales, pulpa de remolacha, celulosa, y aditivos como: BHA, BHT o etoxiquina.

Así que, como veis no es tan fácil el tema de la alimentación o nutrición canina, y más si tenemos en cuenta que depende también de nuestro perro, de su edad, de sus condiciones, de sus gustos y de su gasto energético.

Llegados a este punto yo siempre recomiendo consultar con un especialista, pero no nos sirve cualquier veterinario, ya que no todos saben de alimentación, hay que buscar un veterinario nutricionista que será el indicado para orientarnos en este campo cubriendo adecuadamente las necesidades nutricionales diarias de nuestro perro y adaptándose a nuestro estilo de vida y nuestro bolsillo.

© 2021 Fisioterapia Viva. Todos los derechos reservados. -

Contacto Comparte
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué puedo ayudarte?