Blog

¿Cómo tranquilizar a nuestro perro ante una situación de estrés?

perro-estres

En su convivencia con el ser humano, los animales se ven expuestos a factores que les generan estrés o ansiedad. Ahora que se acercan las fiestas debemos de ser conscientes del sufrimiento que se puede producir con los petardos o los fuegos artificiales.

Detonar petardos en la vía pública, aparte de estar prohibido por casi todas las ordenanzas municipales, tiene efectos perniciosos sobre  perros, gatos, niños, bebes, entre otros.

Durante las Fiestas aumentan los casos de perros que se escapan por pánico a estos ruidos, perros atropellados por huir sin mirar por dónde van e incluso perros y gatos que mueren de infarto. 

El estrés como mecanismo lesional

Son muchos los estímulos que pueden generar estrés en nuestros animales, un cambio de domicilio, la llegada de un miembro nuevo de la familia o cambios en las rutinas, pero estos factores estresantes pueden ser tratados con anterioridad, ya que son cosas que podemos prever. Podemos trabajar previamente con nuestros animales para que los cambios no sean tan traumáticos y puedan gestionarlos positivamente.

Cuando un animal se enfrenta a un factor estresante que no puede prever ni controlar, conlleva un desequilibrio emocional que en muchas ocasiones deja traumas emocionales.

Los perros cuentan con un sentido auditivo más agudo y eso les hace ser más sensibles a los ruidos y provoca que estén intranquilos con la pirotecnia. 

Cuando percibimos una amenaza o un peligro, sea real o no, nuestro organismo se prepara para dos soluciones rápidas y efectivas: la lucha o la huida. Ambas implican al sistema nervioso autónomo, responsable de las funciones orgánicas de nuestro cuerpo que se producen de forma involuntaria. Este se divide en dos: sistema nervioso simpático, que nos dispone para la acción, y sistema nervioso parasimpático, que regula las actividades de nuestro cuerpo en reposo.

Frente al estímulo amenazante, es el sistema simpático el que produce una respuesta hormonal, generando mayor cantidad de adrenalina y de cortisol. La primera hormona aumenta la frecuencia cardiaca, dilata las pupilas y los bronquios. La segunda hormona incrementa el nivel del azúcar en la sangre y suprime la actividad del sistema inmunológico.

Si el estrés que sufre el perro es muy intenso o mantenido en el tiempo, puede producir lesiones irreversibles e incluso la muerte. 

Efecto del estrés por petardos y ruidos

Es importante recalcar que los petardos y fuegos artificiales no sólo afectan a los animales, hay estudios que recogen sus efectos negativos en bebés, niños y personas autistas.

No todos los perros o gatos sufren miedo a estos estímulos, pero el porcentaje es muy elevado y muchos animales terminan desarrollándolo con la edad.

Los que lo sufren parecen volverse locos con ellos, y es normal porque se trata de una experiencia muy intensa: tienen un sentido auditivo más agudo y eso les hace más sensibles a estos ruidos. Son muchos los dueños que no saben qué hacer ni cómo actuar en estas situaciones en las que vemos sufrir tanto a nuestros compañeros. Lo importante es mantener la calma e intentar darles un refugio o lugar de seguridad. En este artículo te explicaremos cómo actuar.

El doctor Gregory Berns, neurobiólogo especializado en el comportamiento canino, afirma que los perros no tienen «la capacidad de racionalizar su ansiedad, y puede que sufran una forma más cruda e intensa de terror». Y eso los que tienen suerte de estar en las casas: la detonación de petardos cerca de un perro puede dañar su oído de forma irreversible.

No se sabe por qué algunos perros sí sufren con los petardos o las tormentas y  otros no. Un estudio de la Universidad de Bristol indica que aproximadamente la mitad de los perros urbanos sufren  alguno de los síntomas relacionados con las explosiones de petardos.

La Universidad de Oslo, en un estudio más reciente, indica que los petardos y los fuegos artificiales son las principales causas del terror,  por delante de otros ruidos fuertes, los truenos de las tormentas y el  ruido del tráfico. La ASPCA, la asociación americana más longeva por  los derechos de los animales de Estados Unidos, advierte de que las tormentas y los petardos provocan cerca del 20% de los casos de animales extraviados.

El mecanismo es sencillo: fobia a los ruidos fuertes. La explosión de un petardo o cohete o fuegos artificiales, produce una respuesta emocional de miedo en el animal, ya que es una situación que les pilla desprevenidos (no pueden anticiparse para ponerse a salvo) y no pueden adaptarse tan rápidamente al nivel de estrés que les produce. Esta situación es interpretada como una situación amenazante. Si esa respuesta de miedo es desproporcionada y mal gestionada y se repite con frecuencia, la situación evoluciona a la fobia como tal. De hecho, estudios recientes afirman que se produce una situación similar al estrés postraumático en humanos, un trastorno neurológico difícil de tratar.

Aunque la reacción a dicho estímulo es variable entre individuos, la respuesta de los animales (fundamentalmente perros) puede manifestarse desde un leve nerviosismo hasta un estado de crisis de ansiedad. Los diferentes signos que pueden mostrar son:

  • Freezing (paralización)
  • Temblores y piloerección («pelos de punta»)
  • Aumento de la frecuencia respiratoria, con jadeos continuos
  • Aumento de la frecuencia cardiaca: taquicardia
  • Agresividad
  • Postura encogida o querer esconderse
  • Vocalizaciones o aullidos intensos
  • Aumento de la salivación
  • Micción y/o defecación involuntarias
  • Muerte por infarto

¿Cómo tranquilizar a tu mascota en el momento de estrés?

  • Busca un lugar donde pueda estar tranquilo: una habitación que sea más interior  o que esté más apartada del ruido. De hecho muchas veces ellos eligen meterse en el baño o incluso dentro de la bañera donde se encuentran más resguardados.
  • Podemos poner un trasportín o caseta tapada con mantas a modo de guarida con acceso fácil a agua y comida.
  • Bajar las persianas y cerrar las ventanas para amortiguar el ruido.
  • Ponerles música relajante o ruido blanco. ¿Qué es el ruido blanco?: este se describe como una señal de sonido que contiene todas las frecuencias a una misma potencia.

El ruido blanco hace que el nivel del umbral auditivo alcance su velocidad máxima, lo que significa que en presencia de este tipo de sonidos de fondo, los estímulos auditivos más intensos son menos capaces de activar la corteza cerebral durante el sueño. Nos relajan. Frecuentemente usados en unidades de Neonatología para ayudar en el sueño de los bebés.

  • Aromaterapia: puedes usar olores de lavanda o manzanilla para ayudar  en la relajación del perro o gato para que lo relacionen con su lugar de seguridad.
  • Hay algunos animales que quieren estar solos, otros quieren que estés con ellos, pero manteniendo distancias y otros, en cambio, buscan el contacto, conoce a tu animal y averigua que necesita en ese momento.
  • Vendajes relajantes: estos vendajes inducen la activación del sistema nervioso parasimpática para volver a la calma, puedes comprarlos en diferentes webs, pero son muy fáciles de hacer en casa con una sábana. El sistema nervioso del animal procesa de cierta manera la información sensorial proveniente de esa leve presión ejercida por los vendajes, generando sensación de calma.

Mediante los vendajes se intensifica el nivel de información sensorial que se transmite al cerebro, amplificando esa sensación de vuelta a la calma.

Puedes usar un trozo largo de tela, una venda elástica, etc. Su anchura debe ir en concordancia al tamaño de tu perro. Es fácil de hacer:

  1. Colocando la banda en el pecho de tu perro.
  2. Llévala hacia los omóplatos del perro, y crúzalos en la parte más alta.
  3. Ahora baja la banda por la barriga del perro y vuelve a cruzarlos.
  4. Termina en la espalda baja del perro, con un nudo.

Recuerda dejarlo todo preparado si sabes que no vas a estar en casa y van a tirar petardos o fuegos artificiales como suele pasar en estas fiestas. 

Y si esto no es suficiente, consulta a tu veterinario para que te indique que medicamento está indicado para estos casos. 

© 2022 Fisioterapia Viva. Todos los derechos reservados. -

Contacto Comparte
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
o escanea el código
Hola,
¿En qué puedo ayudarte?