Blog

Animales y cosas no son lo mismo

En el pasado mes de abril se ha presentado en el congreso una proposición de ley para modificar tres normas (Código Civil, Ley Hipotecaria y Ley de Enjuiciamiento Civil) para dotar por fin a los animales de un estatuto jurídico diferente al de los bienes y sean considerados “seres vivos dotados de sensibilidad” y no «cosas».

El Pleno ha votado con 295 votos a favor y a partir de ahora se da luz verde a la tramitación de esta iniciativa para para dotar por fin a los animales de un estatuto jurídico

Éste es un tema que viene de largo, ya que esta iniciativa fue aprobada por unanimidad en diciembre de 2017, pero acabó decayendo porque no se completó su tramitación parlamentaria al disolverse las Cortes Generales en marzo de 2019. https://www.congreso.es/public_oficiales/L12/CONG/BOCG/B/BOCG-12-B-167-5.PDF

Hasta ahora, según el Código Civil, los animales domésticos tienen la condición de «bienes muebles», pero esta proposición de ley introduce un cambio para establecer que «los animales son seres vivos dotados de sensibilidad» y que el propietario debe asegurar «su bienestar conforme a las características de cada especie».

Muchos son los países que han modificado su legislación civil para abandonar el término de cosa al hablar de animales. El primero en realizar esta modificación fue Austria en 1988, posteriormente Alemania en 1990, Suiza en 2003, los tres reconocen que los animales no son cosas, y que están protegidos por su legislación especial.

En el 2015 lo hizo Francia y más recientemente Portugal en el 2017 para sacar del estatuto jurídico de las cosas a los animales, reconociéndolos como seres sensibles, entre otras medidas de protección.

Otros países como Brasil y Argentina están actualmente trabajando los proyectos de Ley de Modificación del Código civil para la modernización del estatuto jurídico civil de los animales, reconocerlos como seres sintientes y protegerles legalmente en todas esas circunstancias en las que hasta hace poco en España los animales eran embargables ante un impago o subastables en un proceso de divorcio o separación de una pareja.

Para los que tenemos animales, y no me quiero limitar a perros y gatos, nos parece impensable que nuestro compañero sea considerado una cosa.

Los que compartimos nuestras vidas con animales no necesitamos ningún estudio (De Waal F. & Tyack, P., Animal Social Complexity. Intelligence, Culture, and Individualized Societies, Harvard University Press, 2005) que nos diga que no son maquinas genéticas programadas para actuar de una manera concreta, sabemos que son seres sensibles y sintientes, con su propio carácter definido, con sus intereses e inquietudes y sabemos que hay que cuidarlos, no sólo preocupándonos de su alimentación, si no preocupándonos también por su salud física y mental. Porque los animales son más que un ser vivo sintiente, es un miembro más de nuestra familia.

© 2021 Fisioterapia Viva. Todos los derechos reservados. -

Contacto Comparte
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué puedo ayudarte?