Blog

Piscina canina: ¿disfrutar, entrenar o rehabilitar?

La piscina para perros es una modalidad de trabajo de la hidroterapia. Esta técnica también llamada terapia acuática saca el mayor provecho de las propiedades y bondades que nos ofrece el medio acuático para que nuestros perros se muevan más o menos desgravitados y trabajen contra la resistencia que el agua ofrece.

Son tantos los beneficios que tiene la hidroterapia que podemos usarla en muy variadas situaciones: como complemento en un tratamiento rehabilitador, como técnica que previene la aparición de ciertas lesiones, en la pérdida de peso en perros gorditos, para la preparación de perros de deporte o como actividad meramente lúdica para perros hiperactivos.

Las principales propiedades que nos ofrece el agua son:

  • Temperatura: Las temperaturas altas y bajas generan cambios en el sistema circulatorio, como el objetivo de esta técnica es mejorar el movimiento, lo recomendable es mantener el agua entre 27 ºCy 30ºC que al ser casi la temperatura corporal del perro no producirá ningún cambio vascular.
  • Flotabilidad: también se conoce como «empuje hacia arriba» y es la fuerza hacia arriba ejercida por un fluido que se opone al peso de un objeto sumergido. El objeto sumergido en este caso es el perro. Beneficios: Esto quiere decir que cuanto más perro haya sumergido más flotará. Esto ayuda mucho en perros que por falta de fuerza o problemas neurológicos no pueden mantenerse de pie. Reduce la carga en las articulaciones y los músculos, mejora la estabilidad de la zona core, mejora la flexibilidad, disminuye el dolor.
  • Tensión superficial: es la resistencia de las moléculas de agua cuando entran en contacto con un sólido, esto produce que el perro tenga mayor resistencia al movimiento en la superficie y menos resistencia en la parte más hundida. Beneficios: Ayuda a fortalecer grupos musculares específicos y mejora el equilibrio para pacientes inestables.
  • Presión hidrostática: es la presión que se somete un cuerpo sumergido en un fluido, debido a la columna de líquido que tiene sobre él. Cuanto más profundamente se sumerge el cuerpo en el agua, mayor es la presión que se ejerce sobre él. Beneficios: El elemento de presión del agua puede ser muy beneficioso para reducir la hinchazón y la inflamación en diferentes partes del cuerpo del perro. Reduce el edema periférico y ayuda a la circulación. Aumenta la tasa metabólica y el drenaje linfático.

¿Cuándo está indicada la terapia acuática para mi mascota?

  • Artrosis y artritis
  • Lesiones de columna y discopatias
  • Displasia de codo y de cadera
  • Luxación de rótula
  • Tratamiento pre y postoperatorio
  • En perros hiperactivos
  • En perros con sobrepeso

Pero no todos los perros pueden hacer hidroterapia ya que ciertas patologías cardiacas, pulmonares, de hígado o de riñón pueden ser un contraindicación. Por eso es indispensable preguntar a nuestro veterinario antes de llevar a nuestro perro a la piscina.

¿A dónde ir y que llevar?

La hidroterapia aún es una actividad muy novedosa en nuestras ciudades y, si bien es cierto que cada vez hay más caminadores subacuáticos, las piscinas para perros son más difíciles de encontrar por sus condiciones de instalación y espacio necesario.

En Fisioterapiaviva contamos tanto con piscina climatizada como con caminador subacuático para perros, y no hace falta que traigas nada. En nuestro Centro de bienestar animal situado en pleno barrio de Chamberí disponemos de arneses de diferentes tallas, chalecos salvavidas, toallas de microfibra y secador para que tu perro tenga una experiencia segura y divertida.


También puedes ver nuestra Masterclass de Hidroterapia y sus beneficios en tu mascota. Puedes verla en cualquier momento. Pincha en el botón, rellena tus datos y accede:

© 2021 Fisioterapia Viva. Todos los derechos reservados. -

Contacto Comparte
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué puedo ayudarte?